Seguidores

CARTA ABIERTA

Hola Querido

Hoy desperté mas temprano, así que mas temprano poblaste mis pensamientos, ¿porque  te lo he dicho o no?. que desde que abro los ojos, invades mi mente y no hay un solo minuto que no piense en ti.
Hice lo que acostumbro a hacer cada día, fui por un café y me puse a revisar los comentarios en mi blog, contestando algunos y dejando otros para mas tarde, solo que esta vez lo hice con mas tiempo.
Me gusta despertar temprano, me seduce la idea de darme una ducha larga y disfrutar del chorro del agua en mi cuerpo, generalmente, es un chapuzón apurado, antes de vestirme y partir corriendo a la oficina, terminando de ponerme el abrigo en la escala del edificio, siempre corriendo, muchas veces me pregunto , para qué corremos tanto...
Viajar en metro en esta ciudad, termina, con el mejor ánimo que hayas despertado, es como si cada día te levantaras para librar una lucha. Si, es una verdadera lucha subirse a ese tren subterráneo, abarrotado de personas, generalmente lo logro al tercer o cuarto tren , llevándome mas de algún codazo y presenciando  alguna discusión, de mis compañeros de viaje, te aseguro que nunca falta una..
La congestión mayor , es en la estación que subo, ya que de ahí parten desvíos a otra líneas del metro, ya pasadas dos estaciones, puedes viajar como persona normal, sin tener la respiración de tu compañero /a de viaje  en tu cara.
Hoy me llamó la atención una pareja mayor, que viajaba sentada frente a mi, creo que deben haber bordeado los 80 años. Iban cogidos de la mano, como dos enamorados, él acariciaba su mano arrugada y ella le miraba con sus ojos llenos de amor antiguo y nuevo
De pronto , el le susurró algo al oído, se miraron con una mirada cómplice y ambos estallaron en una carcajada.
Te juro que sentí envidia y hurgué en mi memoria buscando que podía haber hecho yo tan mal, para no tener derecho a terminar mis días así....
Me invadió una tristeza infinita y una sensación de soledad que me ahogaba, al bajar del metro, sentí que dos lágrimas resbalaban por mis mejillas, las limpié de un manotazo y apuré el paso.
Hoy no llegué con mi sonrisa acostumbrada a la oficina, pero mañana será otro día...

Marga



44 comentarios:

Bosón de Higgs dijo...

Que tierno,no llores,¿quién sabe lo que nos depara la vejez?,quizás esa pareja no se conocía desde hace tanto tiempo como tu crees,pero seguro que eran almas gemelas y sobretodo con la madurez que dan los años,saben lo que quieren y lo que pueden ofrecer.La verdad es que ver a dos personas mayores demostrándose amor y respeto mutuo es muy bonito,son compañeros inseparables en el último tramo de sus vidas.Besos y que se te pase esa tristeza "infinita".

Remei dijo...

Dios...que mal me siento...tu dolor me invade...
Mañana será otro día...
Besos Marga.

Pluma Roja dijo...

Bueno, no debes adelantarte a los acontecimientos, quizás aún encuentres a la persona que te hará compañía cuando tengas esa edad.

Lindo,

Besos.

Anamaria dijo...

Marga, creo que la pregunta es, ¿qué han hecho para merecer este amor en la vejez? Esto no es para todos! Pero la amistad es un amor que dura para siempre y amigos tienes,por supuesto ¿no?Besos querida

Lapislazuli dijo...

Querida Marga, no desesperes, la persona indicada llegara en el momento apropiado..... Falta mucho para la vejez, mucho camino para recorrer. Un enorme abrazo

Rosa dijo...

El amor que dura toda la vida es un amor trabajado día a día. Un amor en sube y baja...Nunca es tarde...

Besos desde el aire

Monica 53 dijo...

Bueno, te entiendo aunque no he pasado por lo mismo! No todos tienen la suerte de llegar a viejos juntos y no siempre se llega con el cariño esperado!
Lo que contás sobre el metro es igual en Argentina con el subte. ¡Que cosa como se repiten las situaciones! Todas te queremos y escuchamos (leemos) Un beso fuerte y un mimo te harán sentir mejor, mi cariño...

((((((((ËMy£iâ))))))))) dijo...

Dulce Marga, esa pareja bordeando los 80.. han logrado juntos , lo que todos deseamos y muy pocos lo acarician :Vivir juntos un AMOR que desestimo el tiempo y solos rescataron ese intenso sentimiento.

besitos amiga.

Juan Ojeda dijo...

Muy emotivo Marga, igual nunca se sabe que será de mañana;

pero al menos "hoy" puede ser lo mejor posible.

Abrazo

Genín dijo...

No, uno no ha hecho mas mal que el normal, el que hacemos todos, simplemente nos ha tocado este final, pero no pasa nada hasta que todo termina, así que, mientrastanto, a seguir viviendo lo mejor posible, sin lágrimas, aunque una, de vez en cuando, no está mal...
Besitos y salud

Abuela Ciber dijo...

Creo que venimos a vivir en formas diferentes, sentires similares.
Unos unidos de por vida, otros....caminando en soledad.


Cariños

Rosa Mª dijo...

Mi querida Marga, me entristece que llores por algo que no sabes que puede pasar.
Eres jóven, cielo, y el mundo no sabes qué te va a regalar.
Vive el presente, el hoy, el ahora, y no pienses qué pasará dentro de sesenta o setenta años.
Quizás tengas más que amor, ese amor que ahora tienes y que tanto y tanto te da.
Cielo, ya sé, la vida te da golpecillos, pero tal vez sean lecciones precisamente de amor y de amistad.
Muchos besos, preciosa. Rosa.

enric dijo...

Mi querida Marga, por fin prosa. Si tus poemas son muy buenos, tu prosa es mucho mejor.
Que bien has relatado un trocito de tu vida.
MIl besos y mil más.
enmatojado.

Marinel dijo...

El trasiego diario,el embotellamiento de las personas,ese ajetreo de los sentimientos...todo con más tiempo,pero para terminar pensando que en tu tiempo,algo te impidió formar un nudo maravilloso e irrompible como el formado por esos ancianos tan felices.
Hay días que sin darnos cuenta,además de las peleas que se puedas observar en el metro o fuera de él,tenemos un enemigo dentro que nos abofetea sin misericordia.
Pero dices bien...mañana será otro día...
Besos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Siempre estupenda amiga.

Saludos y un abrazo.

Saudades8 dijo...

Scarlet, me hubiera gustado viajar en el mismo vagón, a la misma hora y el mismo día para transmitirte con mi sonrisa una caricia como la que se daban aquellos viejos amantes.

Y como bien han dicho antes tú no estás sola, nos tienes a nosotros que te queremos.

Y alegra esa cara o me enfado ya.


Un besito desde mi nube

Antonio Fernández López dijo...

Llego aquí por tanteo y lo que leo me gusta y me quedo. Te invito, si quieres, a que intercambiemos comentarios. Seguro que nos benefician a ambos. Tu texto me ha gustado pero no creo que los protas hayan hecho unos méritos y tú no. Es que la vida es muy diversa y tiene para todos. Un beso

Mercedes Ridocci dijo...

Me ha encantado esta carta.
¡Tan cotidiana!, ¡Tan sencilla! ¡Tan llena de ternura!, ¡De soledad!

Besos
Mercedes

Aurora dijo...

Tierna historia. Yo sí creo q voy a llegar a la vejez así, con mi compañero de viaje, los dos cogidos de la mano, espero q Dios nos de salud a ambos.
No desesperes, quizás el futuro te tenga preparadas sorpresas muy gratas.
Un abrazo, pasa feliz día.

OZNA-OZNA dijo...

no llores dulce poeta, tu alma sera amada por otra alma de la misma sensibilidad y belleza que la tuya y ambos haréis realidad vuestros sueños, un besin muy muy grande de esta amiga admiradora que te quiere un montonazu y no quiero que llores quiero que en tu bella cara siempre, siempre brille tu dulce sonrisa.

Rosana Martí dijo...

Una carta de lo más sincera y bella mi linda amiga, disculpa mi ausencia estoy intentando estender mis alas nuevamente, aunque de momento el dolor no me deja.

Te mando un tierno abrazo con el cariño de siempre, gracias por tu ser y estar en mi mundo que tanto agradezco.

Milú. dijo...

Te dejo una letra antigua que acabo de corregir y que curiosamente tiene "algo" que ver con este tema.Espero que te guste.

DE PUNTILLAS POR EL CIELO

No se que piensas de mi
cuando tu estas a mi lado
se me revuelve el pasado
y dejo de sonreír

yo pienso en el corazón
donde se muestran dos viejos
que se esconden del reflejo
que trajo la lluvia de abril

quien se pudiera quedar
donde no hay mas aceras
y volver a esas fronteras
donde creciste sin mi

nada te puede guiar
mas allá de mi discurso
que se refleja en el pulso
diciendo que no estas aquí

nunca pude imaginar
donde estaban tus banderas
siempre se ven las estrellas
naciendo del porvenir

donde te fuiste a ocultar
con mi herida por debajo?
donde se fue aquel trabajo
que nos separó al fin?

hoy he vuelto a recordar
aquel triste mes de febrero
donde se ha ido el dinero?
donde he de trabajar?

no me importa pasear
de puntillas por el cielo
se muy bien que es lo que quiero
se que lo voy a lograr

nadie me ha vuelto a engañar
ese nadie es tu miedo
pero a mi me importa un bledo
lo que llegues pensar

Milú

Ps-No vi tu comentario hasta hace un rato,me alegro que ya se arreglara tu mapa,te he dejado un comentario para cuando te pases por allí

María dijo...

Con tu carta me has emocionado, Scarlet, has llegado a lo más profundo de mi corazón, apenas tengo palabras para decirte pero sí te dejo un abrazo muy fuerte.

Halcón peregrino dijo...

Enterneces y haces reflexionar. También me pregunto cómo se logra esa magia de envejecer con amor y ternura.

Un abrazo.

D'MARIE dijo...

Ese es el verdadero amor amiga!!Tocar el cielo con la mirada¿que mas pedir?si es suficiente a esa edad llegar al menos rozar manos de otro, que roza las nuestra..
Un besote cielo

ion-laos dijo...

Yo también quiero ese amor, de momento, para consolarte, te puedo ofrecer mi mano.

Calla, calla, esas prisas y ese estrés, que estoy de vacaciones y que se me hagan muy largas!

Seguro que nos llega ese amor, ya lo verás.

Un besito.

kasioles dijo...

Querida Scarlet: Acabo de ver tu comentario. Agradezco tu cariñito de buenos días, aquí ya son tardes, mi reloj marca las seis y media.
¡Cómo envidio yo también a esa pareja! En más de una ocasión me he parado a reflexionar y me he preguntado cómo será mi vejez con Anthony ¿qué tendrá el destino preparado para nosotros? ¿tendré la suerte de agarrar su mano y me siga mirando como él sabe hacerlo?
Sólo de pensar que pudiera perderlo... también mis ojos se llenan de lágrimas.
Vivamos el presente, disfrutemos del día a día. Seguramente nos esperen todavía sorpresas muy agradables, no perdamos la esperanza.
Un fuerte abrazo.
Kasioles

Luján Fraix dijo...

MUY EMOTIVO QUERIDA AMIGA.
UNO NO SABE QUE PUEDE PASAR MAÑANA... LA VIDA ES IMPREDECIBLE.
MIS PADRES ESTABAN JUNTOS PERO NO ERAN TAN TIERNOS, ESO SÍ SE QUERIAN MUCHO, CADA PAREJA TIENE SU MUNDO.

BESOS Y ABRAZOS

Adriana Alba dijo...

Sin duda una carta abierta y franca, como esas reflexiones que uno se hace en ocasiones.

Que pasarà? Como serà? como llegarè?

Lo importante es darse cuenta como nos sentimos hoy....el mañana es tan incierto!

Besos Scarlet.

ALBORADA dijo...

Mañana será otro día...

Abrazos

Mayte dijo...

Mañana: la promesa del presente.

Un abrazo linda.

virgi dijo...

Las sorpresas te esperan a la vuelta de la esquina. Verás que sí.
Besos

Gómez dijo...

La carta es muy sincera y tierna. Si te sirve de consuelo muchas estamos solas...Otra vez busca una pareja que discuta o se miren con rencor y llegarás más contenta a la oficina. Pero si de verdad eres desgraciada sola, pon remedio...
Con afecto.

Alma Mateos Taborda dijo...

No hay edad para el amor. Me apena tu soledad y estoy segura que mañana será un nuevo día. Muy bonita entrada. Un abrazo.

Julio Dìaz-Escamilla dijo...

Una carta abierta tierna y llena de preguntas, aunque la autora sólo le estrelle una a la gran cara de la vida.
Un abrazo.

TORO SALVAJE dijo...

No hay muchas parejas que conserven ese amor durante tanto tiempo.
Son unos privilegiados.

Besos.

Mayte_DALIANEGRA dijo...

Envejecer junto al ser amado es una preciosa meta que no siempre se alcanza. La vida es así, injusta, y con frecuencia nos rompe los sueños. Muy emotiva esa carta, querida Scarlet, para reflexionar.

Espero que te hayas repuesto de tu malestar, querida niña, te dejo un beso grande y mis mejores deseos para lo que resta de semana.

Sneyder dijo...

Quien te puede decir que pasados los años tú seas igual que la pareja del metro…dale tiempo al tiempo…y vive el momento.
Tierna y llena de interrogante tu carta que solo el tiempo te dará la respuesta.


Un beso

Ricardo Miñana dijo...

Es cierto que llegar a los 80 y tener al amor de su vida al lado es lo mejor que le puede pasar a una persona, pero bien es verdad que para eso primero tiene que llegar el amor, no por ello tienes que sentirte mal, con el tiempo todo llega, es cuestión de tener suerte encontrarlo y congeniar.
te deseo tengas una feliz semana.

* Inés * dijo...

Sin embargo, yo no me pongo triste cuando veo esos amores manifiestos, sino que me pongo a trabajar, un poquito más, por ver si yo llego a mis 80 años así como ellos.
Es tiempo de cambiar aquello que no se hace bien para tener ese amor maduro en la vejez, ponerse triste no conduce a nada.
Mi frase sería:
El movimiento se demuestra andando.
Pienso que no hiciste nada mal Marga, sólo que tus amores pasados, no supieron amarte como merecías.
Aún es tiempo de encontrar el amor de tus amor maduro.
Besitos de ternura de amiga.

goge dijo...

me he sentido al leer las palabras muy mal por que no creo que yo termine como esa pareja pero tu dale tiempo al tiempo quien dice que tu mañana no estés como la pareja de ancianos del metro un abrazo con cariño para ti amiga mía

Ananda Nilayán dijo...

Quién sabe lo que la vida nos traerá??? Me identifico con Marga pero aunque mañana siempre es otro día (ya lo dijo Escarlata O´Hara), hoy deberíamos hacer ese otro día y abrirnos a la sorpresa.
El metro es un buen lugar para observar y "llevarse" vidas a las letras.

Besos

Gabriela Amorós dijo...

Mi Scalet, es una carta que se siente real, verídica, herida de principio a fin por un tremendo interrogante que se muestra el final, que con amargura incluso en lugar de abrirse se cierra hasta el día siguiente... como los pétalos por la noche.
Me encanta tu prosa, queridísima amiga y te mando un abrazo más grande todavía. Espero que en tu habitacioncita, encima de tu mesa pongas de vez en cuando un jarrón con flores...

La Zarzamora dijo...

Entiendo ese sentimiento, pero pocas parejas logran alcanzar ese estado de plenitud. Aunque también vi y conozco a unas cuantas y da envidia sana verlas y contemplarlas.
Besos, Scarlet.